ISSUP Forum

El enfoque de salud pública en la política de drogas en colombia

A continuación, compartirnos una publicación en la que se discute acerca del panorama de las políticas en materia de salud y el consumo de drogas en Colombia.

Artículo completo

Resumen

“El gobierno colombiano ha impulsado la discusión acerca
de los resultados del esfuerzo mundial contra las drogas,
proponiendo que el enfoque de la política internacional
sea el de derechos humanos y de salud pública. A pesar
de esto, rara vez se explica en qué consiste tal enfoque y
cuáles son sus implicaciones. Los indicadores relativos a
la problemática de las drogas en el país, muestran que la
política actual no ha dado buenos resultados, por lo que
se requieren ajustes sustanciales. El enfoque de salud
pública tiene el potencial de equilibrar la política de
drogas, con resultados notorios en el mejoramiento del
bienestar, la salud, la seguridad y la economía nacional.
El presente artículo presenta un panorama general sobre
lo que éste enfoque significa, sus implicaciones, sus
ventajas y los retos en su aplicación”.

  • ¿Qué opinas del enfoque de salud pública?
  • ¿Crees que el desequilibrio entre los recursos destinados a la reducción de la oferta de drogas en comparación con los destinados a la reducción de la demanda tiene influencia sobre el panorama actual del país?
  • ¿Cuáles piensas que son las medidas que hace falta promover e impulsar más?

¡Esperamos tus reflexiones, aportaciones u opiniones!

1 Like

Creo que existen varias dificultades que han enlentecido el proceso de transición de una política represiva a una política de salud pública para abordar el problema de las drogas en Colombia. Algunos de estos factores son los siguientes:

  1. Se ha dado una discusión desde una postura moral y no científica del problema, y esto frecuentemente sucede en temas de Salud Mental, donde el objeto de discusión son comportamientos, emociones y pensamientos (en este caso el acto de consumir). Me parece que en la medida que consideremos el problema de las drogas desde la perspectiva moral será difícil la incorporación de la evidencia científica a las políticas públicas
  2. Colombia es un país donde una fracción importante de su población tiene unos valores predominantemente conservadores. Esto tiene sus ventajas y desventajas, pero en termino del consumo de drogas limita el enfoque de derechos humanos y la aplicación de intervenciones de reducción de daños.
  3. Colombia, como la mayoría de países de bajos y medianos ingresos, tiene grandes dificultades en implementar programas de prevención y promoción de la salud eficientes y perdurables, por lo que la mayoría de intervenciones de prevención o promoción de la salud mental son desarticuladas, limitadas en el tiempo, y muchas de ellas no están basadas en la evidencia. Esto esta relacionado con dificultades principalmente políticas, especialmente con la autonomía de las entidades territoriales (departamentales y municipales) para establecer estos programas, lo cual los supedita a los cambios de gobierno cada 4 años y a la voluntad política de los gobernantes locales.
1 Like

Es muy apropiado en este momento político del país revisar el enfoque de salud pública en la política de drogas, ya que, a mi modo de ver, el decreto recientemente firmado que penaliza el porte de la dosis personal implica un retroceso en los programas y proyectos que desde las organizaciones científicas e internacionales se ha recomendado en Colombia.

Además del componente moral y religioso que ya se ha discutido, considero que es importante mencionar que, a lo largo de la historia (y no solo en términos de salud) es habitual que se asuma un enfoque político relacionado con la consecuencia de una situación en lugar de la prevención de la causa. Muestras de ello son las diferencias presupuestales entre presupuesto bélico vs. presupuesto para educación, tratamientos médicos vs. promoción de la salud y prevención de la enfermedad, y, en el caso que nos atañe, reducción de oferta de drogas vs. reducción de la demanda. Lo anterior se ve además magnificado por un sistema social bastante inequitativo, donde no son universales elementos como salud, bienestar, educación, acceso a recursos básicos y conductas preventivas (dentro de ellas el acceso a la salud pública), lo cual se perpetúa por un sistema de salud que aún tiene falencias no solo en acceso universal sino en tratamientos, y aún más en políticas equitativas, promoción de la salud y prevención de la enfermedad (donde pueden englobarse programas de prevención en consumo de sustancias). Tampoco hay lineamientos fuertes en el consumo de sustancias lícitas, lo que, sumado a lo anterior, se constituye en un caldo de cultivo ideal para que la inequidad que se extiende tan ampliamente en el país se vea perpetuada por un consumo creciente de sustancias que no se aborda como patología sino como delito.

2 Likes

De Acuerdo con lo que plantea Juan Borda en Colombia las politicas en Salud publica se encuentran desarticuladas con su implementación, en muchas ocasiones no se logra un impacto real en la poblacion y una intervencion eficaz.

2 Likes

Otra de las barreras que se debe lograr superar para implementar politicas de drogas en Colombia enfocadas en la salud publica es lograr que la poblacion en general y en especial el personal medico y para medico logre entender que el consumo de sustancias psicoactivas forma parte de una enfermedad por lo cual se requiere un tratamiento adecuado y completo, en nuestro actual sistema de salud es mi area de desempeño dia a dia se enfrenta a las barreras administrativa para que los pacientes logren acceder a un tratamiento cientfico y de calidad.

1 Like

Con relación al enfoque de salud pública percibo que dentro de sus principales fortalezas está la conceptualización amplia del problema desde la interacción persona-sustancia- contexto, reconociendo el papel de las inequidades sociales en la presentación del fenómeno y las estrategias para incidir en su aparición o su pronóstico. Así la garantía de la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad más que el tratamiento especializado o la criminalización resulta ser prometedor. Sin embargo su debilidad se relaciona con su operacionalización, por ejemplo hay poca difusión de intervenciones preventivas basadas en la evidencia para niños y adolescentes u otros grupos vulnerables como las gestantes, Incluso las necesidades sociales asociadas quedan desatendidas por la pobre articulación intersectorial.

Definitivamente pienso que el esfuerzo nacional hacia la reducción de la oferta y no a la reducción de la demanda explica el panorama actual pues hay pocas objetivización de programas de prevención tanto universal como selectiva y la provisión de servicios de tratamiento especializado resulta ser insuficiente e incluso improvisada. Además en el escenario del posacuerdo el desarrollo alternativo a través de programas de desarrollo rural es un desafío por enfrentar o grandes lesiones por aprender.

Por último, considero que las medidas que hacen falta fomentar son la vigilancia en salud pública (por ejemplo el fortalecimiento de un sistema de notificación no sólo para sustancias inyectada ni desde el acto asistencial por los diversos profesionales y en los múltiples niveles de atención sino en articulación con otros eventos de notificación obligatoria como intoxicaciones, intentos de suicidio y enfermedades transmisibles de alto costo y desde el sector educativo y de justicia) y el mejoramiento de condiciones dignas para trabajadores (por ejemplo beneficios para padres de niños…).

2 Likes
  1. Las políticas de salud pública adoptadas recientemente en Colombia, claramente se alejan de los objetivos propuestos para la prevención y manejo de personas consumidoras de spa. Con las medidas implementadas por el gobierno actual, se ha optado por medidas represivas que ya se ha visto, traen un aumento en el número de consumidores. Aunado a lo anterior, no contamos con las herramientas suficientes para realizar un abordaje óptimo, ya que en Colombia el acceso a los servicios en salud mental es limitado, particularmente en los sectores menos favorecidos del país. En el tema específico de prevención y manejo de trastornos por consumo de spa, hay restricciones de acceso en población menos favorecida ( desplazados, inmigrantes, desempleados, población indígena, entre otros), desconociendo la necesidad de tratamiento que por supuesto tenga un rigor académico y científico, basado en la evidencia.
    Adicionalmente, pienso que debería existir una mayor supervisión a las diversas modalidades terapéuticas ofrecidas por algunas entidades privadas, las cuales carecen de evidencia científica, y en muchos casos, tiende a estigmatizar a la persona consumidora.

En la actualidad, el énfasis en la reducción de la demanda de drogas basada en la óptica del esfuerzo represivo, no ha producido los resultados esperados en términos de la disminución de la actividad criminal, mientras el consumo y sus consecuencias negativas van en aumento

  1. Pienso que es fundamental destinar recursos para fortalecer la prevención primaria en consumo de spa. La visión desde una óptica política y guerrerista, está incrementando dramáticamente el número de personas consumidoras de sustancias, ya que se está desconociendo la dependencia a sustancias psicoactivas como un problema de salud pública, que debe abordarse desde una perspectiva biopsicosocial.

  2. Es prioritario entrenar al personal de salud para que realice intervenciones terapéuticas tempranas en personas consumidoras de spa. Sin embargo, en Colombia no se ha capacitado al personal de salud en las unidades de atención primaria, que en su mayoría, son la primera opción terapéutica que buscan los pacientes. Por esta razón, es fundamental que se busque no sólo la atención desde la psiquiatría, sino que se capacite a médicos generales, personal de enfermerìa, psicología, trabajo social y grupos de apoyo. Destinar mayores recursos para la implementación de programas de rehabilitación cuyo enfoque esté alineado con las políticas de salud mental, y el rigor científico que permita hacer intervenciones adecuadas y con el objetivo de reducir daño o lograr el abandono de spa.

1 Like

El ministerio de salud y protección social ha en encaminado grandes esfuerzos en la elaboracion y en la construcción de. estrategias que permitan implementar así como evaluar politicas. en salud publica para atender y reducir el riesgo en la salud de aquellos consumidores de las diferentes sustancias psicoactivas tanto legales como ilegales en ese orden de ideas se deben fortalecer cada vez mas todos aquellos procesos para el mejor desarrollo institucional tanto a nivel nacional como nivel territorial orientadas siempre a la promoción de la salud la prevención y la atención a la poblacion consumidora de sustancias psicoativas . Tratando en todo momento la problemática como un enfoque de salud publica , como una enfermedad crónica, mas no como un delito lo cual nos pone mas cercano al marco de los derechos y por lo tanto mucha mas efectiva su intervención para el mejoramiento continuo , pero igual aun hay mucho y tenemos mucho que hacer los diferentes actores en el modelo de atención para trastornos por uso de sustancias psicoactivas. Teniendo en cuenta que la demanda de tratamiento para el consumo de sustancias psicoactivas es mayor a la oferta de servicios necesitamos en Colombia contar con un modelo de atención integral que responda a la problemática por el consumo con el objetivo que de garantizar las mayores probabilidades de exito en los procesos de detección e intervención temprana , como valoracion integral y tratamiento especializado y ese imbalance entre los recursos destinados a la reducción de la oferta y los recursos destinados a la reduccon de la demanda general cierta influencia sobre el panorama claro esta haciendo la salvedad que es solo uno de los tantos factores que afectan el panorama actual del país. Colombia para de ser un país exportar de drogas para migrar a ser ademas de exportador también ser un consumidor y paso de tener los grandes carteles de la droga a pequeños reductos de carteles dedicados en gran medidas narcomenudeo que tanto daño le hacen. a nuestra juventud. . Que medidas hacen falta? adelantar mas acciones para orientar. los servicios a los consumidores de sustancias psicoactivas , dotarse mas herramientas para que todas las unidades de salud cuenten con directrices, normatividad, ruta de atención y modelos de tratamiento para asegurar que el paciente que al paciente se brinde servicios salud con garantía de derechos y con estándares de calidad como continuidad, oportunidad, pertinencia, accesibilidad y seguridad, mas prevención mas promoción mas educación mas inversion social y menos represión, no olvidarnos en ningún momento que el consumidor de spa es un enfermo y enfermo crónico y no un delito

Buenas tardes, mi nombre es Nelly Johanna, considero que la política pública hasta hace poco ha empezado a comprender realmente el consumo de sustancias psicoactivas como una enfermedad que requiere atención y que ésta puede disminuir o mitigar no solo el daño personal que produce sino los gastos empleados en su tratamiento.
Los esfuerzos por lograr emplear instituciones que realicen actividades en prevención primaria brindando educación en colegios e instituciones, y la capacitación en las etapas de motivación al cambio permiten no solo concientizar al profesional sobre su responsabilidad, sino que además brinda bases que puedan ser utilizadas y un camino que pueda guiar la intervención. De otra parte, permite involucrar en una papel activo al usuario haciéndolo responsable de sus decisiones y del tratamiento; creo que ésta vía y no la represiva puede mejorar el pronóstico de muchos casos, y prevenir que futuras generaciones ingresen rápidamente en el mundo de las drogas.

En los últimos años el número de consumidores esporádicos y frecuentes de marihuana, cocaína y heroína ha crecido de forma significativa. Por eso es de gran importancia el enfoque de la salud pública dentro de una política multidimensional para manejo del consumo de sustancias psicoactivas. Es decir, crear programas concretos de prevención, tratamiento farmacológico y no farmacológico, disminución de daños, reconocimiento de factores de riesgo como suicidio, sobredosis, maltrato intrafamiliar e interpersonal y sobre todo programas que permitan la rehabilitación.

Esencial, también, tener en cuenta el crecimiento que han tenido las drogas por vía intravenosa como la heroína, y lo que esto implica, como aumento en la incidencia de casos de infección por VIH y virus de la hepatitis C, que de entrada, deben ser tamizados de forma rutinaria, global, no discriminatoria en todos los pacientes consumidores de este tipo de drogas, con el objetivo de prevenir dichas infecciones y de actuar a tiempo en caso de que se lleguen a presentar.
La política de drogas en Colombia no solo debe basarse en disminución de los cultivos ilícitos, disminución en la exportación de droga o disminución en el flujo del micro tráfico sino, también, debe enfocarse de forma individual para cada uno de los consumidores, interviniendo sobre el estilo de consumo y explicando cómo ciertas acciones dentro de ese consumo pueden desencadenar efectos adversos que ponen en riesgo la salud física y mental del consumidor.

Finalmente, en la base de la pirámide sobre el abordaje del consumo de drogas en Colombia está el atender integralmente el consumo de sustancias psicoactivas, es decir, prevención, reducción de daños y atención, identificando las poblaciones más vulnerables y con mayores factores de riesgo como niños, adolescentes, gestantes, mejorando a la vez la oferta, el acceso, la oportunidad y sobre todo la calidad de los servicio de salud es decir, desde el primer nivel de atención, romper con la barrera de la estigmatización y discriminación hacia los consumidores que los distancia de los servicios y los marginan de la vida en comunidad. La salud publica iría de la mano con la humanización que busca un acercamiento hacia el consumidor y su entorno, su familia, y como fortaleciendo redes de apoyo el paciente lograra disminuir los riesgo que conllevan el consumo de sustancias psicoactivas.