ISSUP Forum

Intervenciones eficaces en consumo problemático de alcohol y otras drogas

El alcohol aporta aproximadamente 4% de la carga de mortalidad y 5% de la carga de discapacidad
a nivel global. En su informe anual de 2012, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) ha estimado que entre 3,4% y 6,6% de la población adulta
mundial consumen drogas denominadas ilícitas, de los cuales 12% pueden ser calificados como consumidores problemáticos, estimándose además que una de cada 100 muertes en adultos es atribuible al consumo de estas drogas.

Sin necesidad de abstraerse de las connotaciones sociales del consumo, resulta evidente que la alta prevalencia del problema y su vínculo con otros trastornos relevantes de salud como el cáncer, los
traumatismos y el VIH— ameritan que los sistemas sanitarios diseñen estrategias efectivas de apoyo terapéutico para sus poblaciones.
Se requiere, por tanto, que estas intervenciones sean objeto de una evaluación científica en relación a los efectos terapéuticos beneficiosos esperados para cada una de ellas. En este sentido, desde
hace ya más de una década, se realizan esfuerzos para mejorar el impacto del conocimiento producido por la ciencia en las prácticas de atención de problemas de salud relacionados con el abuso y la dependencia de sustancias.
Los esfuerzos por sintetizar evidencia en este ámbito suelen ir dirigidos a evaluaciones que intentan responder preguntas específicas, expresando la necesidad de aislar el efecto de una
determinada terapia o intervención, y reflejando un enfoque clínico de comprensión del problema. La salud pública, en cambio, tiende a enfocarse más en la complejidad social de los problemas
de salud, por lo que las preguntas suelen ser más amplias, pues la evidencia deberá estar al servicio de generar recomendaciones cuya unidad de análisis sea la población y no el individuo.

Enmarcados en este último enfoque de revisión sistemática (RS) de evidencia, el presente trabajo se propone sintetizar y valorar la evidencia científica disponible durante el período 2008–2012, respecto
de las intervenciones con eficacia demostrada en el tratamiento y rehabilitación de personas adolescentes y adultas con consumo problemático de alcohol y otras sustancias.

Desde hace unos años trabajo en atención de personas con trastornos neuropsiquiátricos, incluido los causados por consumo de sustancias, ciertamente había detectado el gran porcentaje de recaídas y comentamos lo frustrante que era este campo, entre algunos colegas; de alguna manera ya me habia dado cuenta que entre los factores de recaída tambien tenia que tomar en cuenta los institucionales, la calidad de servicio que se brindaba etc…
y por ahi, despues de leer el articulo te das cuenta, aunque ya lo sabia que lo mas importante era la motivación, por ende que la psicoterapia iba a tener mayor efecto que la farmacoterapia, los sistemas de salud publico, no siempre logran brindar este servicio, de ahí que vuelve la importancia de la calidad de la psicoterapia que se brinda a nivel clínico, y aunque he sido una defensora de que el cambio es individual, entiendo la importancia de generar cambios a nivel social, en mi experiencia me doy cuenta que mientras mas educamos mas concientizamos y se vuelve uno mas responsable en la cantidad que se consume, Sin embargo como todos los sabemos, este trabajo es multidisciplinario y debe involucrar a la empresa privada tambien, pues una estrategia que se me ocurria desde hace un tiempo era aquella del consumo responsable del alcohol, promovido en los bares, restaurantes y sitios públicos que venden alcohol, es decir beber agua entre bebida alcohólica o no vender mas alcohol a alguien que ya lleva mas de los límites recomendados.
Tambien creo que en términos de publicidad hay mucho trabajo por hacer, porque reflexionamos en clase como un anuncio de cerveza es mas atractivo que una de cigarrillos con el señor enfermo de la garganta y encima mayor de edad, lo cual en el joven no genera impacto, porque no se identifica con esa persona, o lo ve a muy largo plazo, de ahí, que cada anuncio preventivo se haga por edades, tomando en cuenta que se quiere modificar, es decir la percepción de riesgo en el adolescente, la habilidad de afrontamiento, la consecuencia a corto plazo sobre educación, aprendizaje, fragmentos cortos, no saturados, recordar que muchos adolescentes son impacientes, es decir anuncios dirigidos, sin ser aburridos.