ISSUP Forum

¿Qué medidas de prevención utilizarías en jóvenes vulnerables? Programas de prevención al uso de drogas

Al establecer programas de prevención del uso indebido de drogas hay que atenerse
a ciertos principios generales. Esto de ninguna manera tiene por objeto restringir
las elecciones; constituye, en cambio, una forma de destilar el saber común de las
personas que han trabajado en el campo de la prevención del uso indebido de drogas.
Hay que comprender estos principios y tenerlos siempre presentes. Sin embargo, no
es necesario consultarlos en cada etapa.
Los programas de prevención del uso indebido de drogas deben tener una base
comunitaria, es decir, en ellos debe participar toda la comunidad o por lo menos
los sectores más importantes.
El programa no debe tener un ámbito muy limitado; por ejemplo, no debe
referirse solo a un programa contra la cannabis e ignorar todas las otras
sustancias que son objeto de uso indebido en la comunidad. Dado que todas las
formas de uso indebido de sustancias por lo general guardan relación unas con
otras en cuanto a sus causas, hay que abarcar toda la amplia gama de
sustancias.

Dado que los jóvenes suelen ser las personas expuestas a mayor riesgo, ellos
deben ser el grupo destinatario del programa. Pero hay que tener cuidado de
hacer participar a otros grupos que pueden influir en las condiciones de vida y
en el entorno social del grupo destinatario principal.

Es posible prevenir el uso indebido de drogas estableciendo alternativas saludables y
atractivas a ese uso indebido. Estas alternativas son atractivas si combinan y estimulan el desarrollo de aptitudes individuales, actividades de recreación interesantes y
una actitud de apoyo por parte de la comunidad.
Los siguientes son elementos básicos que se pueden considerar:
Promoción de la salud
La salud se puede promover mediante prácticas personales y culturales, que abarcan las necesidades sociales básicas y de recreación. Esto significa que se deben
apoyar prácticas comunes en la comunidad en general y en cada uno de los miembros que promuevan estilos de vida saludables y desalienten las prácticas que causan daños físicos y mentales.
Hay que poner el acento en las personas y estimular la interacción social
Las aptitudes sociales se aprenden mejor en entornos sociales. Todas las actividades, por lo tanto, deben tener un fuerte elemento de interacción social. Deben
aplicarse estrategias que mejoren el entorno social en general. La comprensión y
la cooperación entre diferentes generaciones será mejor si se organizan actividades en que participen o puedan participar tanto jóvenes como personas mayores.
Esto ayudará a los jóvenes a comunicarse con sus padres y otros adultos que
influyen en sus vidas en la comunidad.
Participación de los jóvenes de la localidad y respeto por los valores
culturales.

Todas las actividades deben obtener la participación de los jóvenes de la zona
determinada en que se trabaje. Los valores que se procuran promover durante los
programas deben respetar las tradiciones culturales de las comunidades. Por ejemplo, si se organiza un concurso de canto para muchachos y muchachas de una
comunidad en que las muchachas no están supuestas a cantar y bailar frente a
extraños, probablemente se tropezará con gran resistencia. Estímulo de las alternativas positivas

El término “positivo” es relativo y debe considerarse a la luz de los valores
locales, comprendiendo las necesidades de los jóvenes y las cosas que les atraen.
Todas las estrategias deben estar orientadas a reforzar las prácticas y tradiciones
deseables de la comunidad, en lugar de tratar de asustar a las personas para que
cambien de actitud. Por supuesto, esto no significa que no haya que hablar sobre
las cosas que se consideren equivocadas, pero es mejor tratarlas con calma en
lugar de asustar a las personas para que se alejen de ellas.

1 Like

Debemos tomar en cuenta los programas Universales y Selectivos, ya que ambos trabajan con población en condiciones de vulnerabilidad específicamente en edades de escolaridad en las comunidades donde el alto riesgo es un factor evidente.
Algunas medidas a tomar están:
-Fomentar y reforzar las actividades deportivas y recreativas.
-Evitar el ocio.
-Desmontar los mitos existentes alrededor del uso y beneficios del consumo de marihuana.
-Tratar de retardar el inicio de consumo de esta población, por los danos que causa el consumo de drogas en la estructura cerebral
-Contar con la ayuda y colaboración inmediata de profesionales y expertos en la materia, en caso de sospecha de que el joven esta en consumo.
-Psicoeducar con respecto a las ventajas y desventajas del consumo de drogas.
-Entrenamiento en afrontamiento y resolución de problemas.

-Fomentar los buenos valores y fortalecer las estructura familiar.

1 Like

Cada contexto muestra sus necesidades, dentro de ellas se contemplan un nuevo pensum para desde los sectores educativos se pueda psi coeducar a la población infantojuvenil que por si mismos, son vulnerables por falta de maduración, por supuesto, desde una mirada universal y selectiva tal la cita de la Srta. Niurka, mayores cultivos en artes, deportes etc., toda una bolsa de recursos palpables que resulten gratificantes como tal. También es necesario que se involucren sectores de mayor alcance educativo ( medios de comunicación) y como es una situación creciente, en primer lugar la integración de estado mas directa . Si esta población cuenta con mayores recursos que les resulten gratificantes como ya mencionado, las posibilidades del consumo disminuirían. “Garantizarles recursos palpables y duraderos sustituye el cursar en un mundo de ilusión”.

1 Like

Muchas gracias por tu interesante aporte. Quiero resaltar que es ideal implementar estrategias, programas e intervenciones evaluadas, y que hayan demostrado su efectividad. Para profundizar en ese tema, recomiendo leer y participar en esta conversación:

1 Like

Buenas tardes comunidad, mi aporte en este tema sería el siguiente.
En cuanto a las prácticas preventivas en poblaciones vulnerables, si bien es importante el contexto, entendiendo al mismo como un factor más de vulnerabilidad sobre todo en cuanto al acceso de las estrategias de abordaje, estimo que dentro de un plan Universal podemos encontrar bases que sustenten una práctica preventiva ponderable y sostenible. Es importante tener en cuenta estos factores ya que los esfuerzos aislados pueden ser peores que las posibles soluciones que ofrezcamos.
En tanto medidas de prevención y bajo un modelo de aproximación a la realidad de los mismo, empezar a tener en cuenta por ejemplo qué distancia tienen estos jóvenes respecto de los centros de atención más próximos, existen consejeros o profesionales en el área en los cuales podamos contactar y establecer un plan, existen referentes de los sectores donde residen estos jóvenes con quienes podamos contactarnos…Estas son preguntas que corresponden con el orden de un relevamiento previo a la toma de decisiones. Suponiendo que hemos obtenido información válida algunas de las medidas que podríamos tomar es considerar establecer espacios donde los jóvenes puedan recrearse, espacio verde, o bien un lugar de encuentro tipo explanada, estas medidas que no son directas apuntan a establecer puntos de contacto, lugares donde poder encontrar y desarrollar, desde sus intereses, estrategias preventivas que van a tener una doble ventaja. Por un lado estaríamos optimizando los esfuerzos del equipo de intervención y por el otro estaríamos partiendo de la base de la realidad de estos jóvenes y no de lo que suponemos.
Los programas de prevención los pensaría con información de salud en general para luego poder abordar específicamente la prevención.

Es importante tener en cuenta que, como se menciona en este comentario, siempre se puede valorar en términos positivos y se debe evitar la confrontación para manejar sobre todo la comunicación asertiva, También es cierto que suele suceder que los jóvenes en estas poblaciones suelen tener un relato defensivo por lo cual a veces uno debe revisar en qué momento confrontar y en cual no. El término positivo suele ser para ellos algo lejano y muchas veces suele servir trabajar desde la experimentación debido a las resistencias a los cambios que presentan, teniendo en cuenta que la prevención camina a una velocidad de tortuga y el acceso a los beneficios supuestos de consumir o vender son inmediatos, creo que es un buen tema para discutir. Pero acuerdo con la colega en ser dinámicos y utilizar términos positivos, solo recomiendo evaluar ya que suele servir la confrontación en determinado momento incluso como límite en alguna intervención, pensando que todo esto se puede hacer incluso en términos positivos.

Dependiendo de la edad de las personas jóvenes, un recurso indispensable de prevención es el Manual de Prevención de Adicciones en el Ámbito Universitario, que está disponible en: https://www.issup.net/node/5169

Manual%20de%20Prevenci%C3%B3n%20de%20Adicciones%20en%20el%20%C3%81mbito%20Universitario

Intervenciones basadas en evidencias son necesarias, pudiendo desear validarlas en nuestras poblaciones. Al considerar las intervenciones en jóvenes, también ayuda tomar en cuenta las diferencias entre las poblaciones. Un diagnostico previo y la participación de la comunidad en ese diagnostico ayuda a detectar esas diferencias que puede incidir en la permanencia de los programas desarrollados. Conseguir el apoyo de grupos claves y la participación de otros grupos que se consideran excluidos es casi un arte. La participación y la interacción fluye cuando hay elementos con los cuales se identifican las poblaciones y se reconocen como parte de cada uno. En mi país la música, el beisbol y los elementos que reconocemos parte de nuestra dominicanidad nos mueve a la integración. Aplicar los principios generales de prevención resaltando la identidad dentro de la comunidad puede ser una estrategia amigable con posibilidades de permanecer en el tiempo.

Considero que como parte preventiva es y será siempre el nucleo familiar, los padres tienen un papel importante en la prevenión de conductas perjudiciales, mediante la supervisión, el establecimiento de normas claras en relación al consumo de drogas , mejorar la compenetración y relaciones familiares, además la educación y la información sobre las drogas para los padres o los cuidadores, refuerza lo que los niños o jóvenes están aprendiendo sobre los efectos dañinos del uso y consumo de sustancias, finalmente el desarrollo integral de niños y adolescentes con cuidados, afecto, protección, seguridad personal, no violencia y sobre todo límites.
Por otra parte los abordajes que se puedan realizar en las instituciones educativas mediante la psicoeducación de este problema.

Para reducir la demanda del consumo de drogas en jovenes vulnerables debemos promover el desarrollo promover el desarrollo comunitario y estilos de vida saludables, en primer lugar.Al tener a mi cargo una podlacion especifica de jovenes comensaria a desarrollarles habilidades para la vida que les permitan fortalecer sus respuestas ante las adversidades presentes en su diario vivir. Me refiero a fomentar el autoconocimiento,las relaciones interpersonales,la toma de deciciones,manejo de problemas y conflictos.la comunicacion,el pensamiento critico, manejo del stres y las tensiones,el control de las emociones y los sentimientos entre otras habilidades a desarrollar en una red colectiva de jovenes vulnerables, buscando definir estilos de vida saludables para ser una mejor persona.

Buenas tarde
Excelente tema para compartir , ya que una de mis quejas siempre se encamina a denunciar por decirlo de alguna manera , que regularmente todas las intervenciones son iniciadas con la población adulta con lo cual en ese trayecto seguimos sumando a la carga de niños/as ,adolescentes y adultos jóvenes que se inician y perpetúan en el consumo de alcohol y otras drogas .

Luego de ver algunas las opiniones anteriores , todas muy buenas , pues son aportes que traen diferentes elementos a tomar en cuenta para la articulación de programas e intervenciones de prevención dirigidos a esta población joven. Quiero desde mi realidad aportar en adicción a lo dicho

Que entiendo que, como toda buena intervención de prevención , debe fundamentarse en

1-un análisis de situación en la comunidad en particular , ya que esto nos arrojara la información de base para la intervención , conocer que recursos existen en esa comunidad (deportivas, de recreación, educación, espirituales etc.) , cuáles son los valores , las prácticas culturales y personales de la de esta comunidad y de los jóvenes en particular a fin de a conocer los factores de riesgo tanto individuales como en la familia y su comunidad , conocer sobre las necesidades sentidas de ellos (los jóvenes )y de igual manera conocer los factores de protección presentes .

E sto es particularmente necesario para realizar adaptación cultural de programas e intervenciones para jóvenes vulnerables que según las evidencias científicas han sido ya validados ya como efectivos para trabajar con población ,entre esto puedo citar ,

2- Creo que es valioso entrar a un análisis del rango de edades que incluye el termino joven , pues puede variar según región y con ello también podemos excluir un segmento poblacional o también mal enfocar una intervención.

Teniendo en cuenta estos elementos de entrada estructuraría intervenciones de prevención a desarrollar un continuum tocando los niveles desde la universal hasta la indicada ,pasando por la selectiva esto así porque nos permitirá abarcar la población joven de una comunidad desde el que no ha consumido nunca , al que la usa de manera experimental , hasta aquel con un contacto mas frecuente evitando que llegue a la dependencia , lo que suele ocurrir sobre todo en los más vulnerables .

Pero quienes son esos vulnerables , son aquellos jóvenes socialmente desfavorecidos, son aquellos en situación de riesgo social, con ausentismos escolar o que han desertado ya de la escuela ,jóvenes que han entrado ya en conflicto con la ley penal (por robos, drogas tráfico y consumo) , en situación de calle , sometidos a abusos y explotación sexual , regularmente ( en nuestra practica ) en edades comprendida entre 13 – 18 años.

De Familias en crisis por ausencia de uno o ambos padres, problemas económicos a veces , patrones de crianza erráticos etc.

Jóvenes con una vulnerabilidad individual dada por las carencias afectivas ,afectividad inestable, problemas emocionales (maltratos infantiles, padres drogadictos,…), baja autoestima, entre otros

y los que tienen familiares y pares que consumen drogas