ISSUP Forum

"Un derivado de la toxina botulínica ofrece una alternativa a los opioides en el dolor crónico"

En un estudio con animales, un tipo modificado de toxina botulínica ha ofrecido un alivio a largo plazo del dolor, lo que algún día podría constituir una alternativa más segura al uso de opioides como tratamiento del dolor crónico.
Los investigadores «deconstruyeron» la molécula botulínica y la volvieron a armar con un opioide denominado dermorfina. El compuesto resultante (Derm-BOT) silenció las señales del dolor de las neuronas en la columna vertebral de ratones. Inyectado en la columna, Derm-BOT alivia el dolor crónico (como el que causa el daño nervioso) y evita los efectos adversos de tolerancia y adicción que con frecuencia se asocian con el uso repetido de opioides.
El compuesto no afecta a los músculos, como sucede con la toxina botulínica habitual, pero una simple inyección intratecal bloquea el dolor nervioso incluso hasta cuatro meses sin afectar a las respuestas normales al dolor.

Doris:

En efecto como tú lo mencionas existe un tiempo determinado que ayuda a bloquear como en el ejemplo que nos citas el dolor nervioso, lo que considero es una gran alternativa sobre todo en pacientes crónicos, que quizá ya no han encontrado solución en otro tipo de analgésicos. Por lo que el hecho de “deconstruir” a la molécula botulínica, y volverla a armar para evitar efectos adversos como la adicción que está asociada a los opioides es un avance que particularmente considero tiene una gran magnitud, ya que si antes por ejemplo se usaba y se usa aún la morfina como instrumento para controlar dolores crónicos indudablemente pienso que esta alternativa es un gran avance para el presente médico y para los pacientes con dolores crónicos que podrían hacer un uso adecuado de los mismos, sin que esto genere alteración en las células de su cerebro.

Saludos,
Nathaly

La revista ‘“Science Translational Medicine”’, investigó cómo los científicos deconstruyeron la molécula botulínica y la volvieron a ensamblar con un opioide llamado dermorphin para hacer ‘Derm-BOT’, un compuesto que silencia las señales de dolor de las neuronas en la médula espinal de ratones.
Así, a partir de este experimento que obviamente ya como tratamiento debe ser prescrito por un médico para aliviar el dolor crónico de los nervios se considera que entre los grandes beneficios están el disminuir la ingesta diaria de opioides, ya que este nuevo compuesto según los investigadores matarían a las células responsables del dolor crónico de la columna vertebral haciendo que éstas se silencien para evitar que lleguen señales de dolor al cerebro pero con la gran ventaja de que no generan los efectos secundarios propios de los opioides.

Fuente:
Infosalus. (Julio, 2018). “Tóxina botulínica para aliviar el dolor crónico”. Recuperado el 13 de septiembre de 2019 de https://www.infosalus.com/farmacia/noticia-toxina-botulinica-aliviar-dolor-cronico-20180719075021.html

Saludos,
Nathaly

Si bien en cierto que la toxina botulínica podría resultar útil en el tratamiento del dolor crónico, el procedimiento de administración intratecal no me parece ser tan sencillo como lo señala la compañera en este foro. Como toda técnica que requiere una punción lumbar e inyección directa del medicamento al sistema nervioso central podría tener complicaciones considerables (infecciones, hematomas, neurotoxicidad…etc) que deberían ser estudiadas y meditadas. Sin embargo, el hecho que permita una administración con un intervalo prolongado de 4 meses, me parece una contribución positiva.

En muchas ocasiones, nuestra labor como médicos es suficiente con proporcionar alivio, ya que la cura se encuentra fuera de nuestro alcance. Partiendo de este punto creo que toda medicación destinada a cumplir este objetivo debería ser evaluada y considerada. Las utilidades actuales de la toxina botulínica como en la migraña crónica han dado resultados positivos en varios pacientes y el alivio del dolor modifica considerablemente su calidad de vida, hacia una vida digna, sin dolor como la merecemos todos. El dolor crónico es un problema no solo médico sino social, que contribuye a bajas laborales y desempleo, por esta razón el uso de nuevas alternativas terapéuticas hacia este grupo de pacientes, desde mi punto de vista es una opción acertada. Existen varios estudios sobre el dolor crónico en endometriosis, dolor musculoesquelético y con peores resultados en el manejo del dolor neuropático, a pesar de esto, los estudios aún no son del todo concluyentes y se requiere más evidencia que justifique su uso y seguridad en el dolor crónico. Si bien la aplicación de toxina botulínica puede requerir de varias dosis de administración, creo que el alivio del dolor crónico podría justificar su uso, sin embargo, la autonomía del paciente en el momento de elegir el tratamiento es fundamental, así como es nuestro deber ofrecerle y buscar todas las alternativas disponibles.

Referencias

Tandon, HK, et al. Botulinum toxin for chronic pelvic pain in women with endometriosis: a cohort study of a pain-focused treatment. Reg Anesth Pain Med. 2019 Jul 8. pii: rapm-2019-100529. doi: 10.1136/rapm-2019-100529. Disponible: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31289238

Herd, CP. et al. Cochrane systematic review and meta-analysis of botulinum toxin for the prevention of migraine. BMJ Open. 2019 Jul 16;9(7):e027953. doi: 10.1136/bmjopen-2018-027953. Disponible: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6661560/.